jueves, 19 de abril de 2018

LA VIRGEN ROJA Y LAS CHICAS DE LA GAVIA de Gloria Torres Mejía


 Sorgina pirulina
Erratxe gainean 
ipurdia zikina
kapela buruan
¡Sorgina sorgina!
ipurdia zikina
tentela zara zu?
Ezetz arrapatu!

Encima de la escoba
el culo tienes sucio,
¡Bruja, bruja!
el culo tienes sucio,
¿acaso eres tonta?
¡A qué no me coges!

             (Fragmento Sorgina. Gloria Torres)    


      
La gran experiencia de nuestras vidas acababa de empezar, ya nada ni nadie podría pararnos, no había marcha atrás. Allí estábamos la Maques, la Asten, la Noli, La Almu y yo, nuestro propio club de las Cinco rumbo a la aventura más grande jamás vivida ¡Nos íbamos al concierto de los Pecos a Madrid! estábamos en la puerta de la Alquería, tal y como acordamos en la reunión del patio del colegio, llevábamos cada una nuestra mochila de los Pecos, menos la Asten que como siempre tenía que dar la nota y llevaba la de Pedro Marín ¿Y si Javi o Pedro se enfadaban al ver la mochila del tontainas del Marín y nos vetaban el resto de nuestras vidas a ir a los conciertos del resto de las suyas? Maques se lo dejó clarito, la próxima vez que hablara con los muertos le diría a su abuelo que viniese por las noches y se le apareciera, pero no como cuando estaba vivo y molaba, no, como cuando lo amortajaron  que se le desencajó la mandíbula y se le quedó la boca y un ojo abierto durante todo el velatorio; todas sabíamos que los poderes de la Maques no fallaban nunca, aún me estremecía pensando la noche en que me envió el fantasma de un arapahoe...escalofríos me daban de acordarme.
Asten al final decidió darle la vuelta a la mochila para que no se viera la foto del Marín, los muertos con las bocas abiertas le daban mucho miedo. Ya solo teníamos que coger el autocar hasta Madrid y allí ya preguntaríamos, los Pecos eran conocidos mundialmente, y en Madrid más aún; así que con unas 200 pesetas en el bolsillo y cantando "Guitarra" subimos al bus rumbo a nuestra gran aventura ¡Conoceríamos Madrid, a los Pecos, nos subirían a cantar con ellos, nos darían un par de besos eso si no se enamoraban de alguna de nosotras y nos pedían matrimonio allí mismo, haríamos fotos, amigos, beberíamos Sprite directamente de la botella y puede que hasta nos hiciésemos famosas cuando los Pecos oyeran nuestras voces cantando sus canciones!....
En efecto, no solo no llegamos al concierto si no que ni salimos del barrio, el conductor nos hizo bajar más rápidas que mistos, la señora Fausti y su marido que paseaban por la avenida nos vieron y nos llevaron hasta casa donde ¿A qué no lo adivináis? pues si, eso mismo, nos darían de zapatillazos hasta que se rompiera la suela de la alpargata, y mi madre sentenció antes de mandarme a la habitación de por vida: ¡Vas a viajar cuando sieguen el tocino! a lo que mi abuela añadió ¡Viajes ni viajos! 

...Días después la Maques nos dijo que el espíritu de Tom Sawyer le dijo que un día llegaríamos al Misisipi....



Hay personas nada creativas. Seres que cultivan las mismas costumbres siempre. Y se relacionan siempre con las mismas personas, se sientan siempre en el mismo sitio en los restaurantes y hacen el amor (follar solo nos está permitido a los liberales) Personajes que no se arriesgan porque saltar sin red supone caer siempre de espaldas y no de pie. Y carecen de opinión aunque lamentablemente no de voto. Como el maestro Sabina cantaba a otro maestro, Manolo Tena "son expertos en el difícil arte de no mojarse baja un chaparrón"...y en el lado opuesto estamos, queridos lectores, los artistas. 
Les invito a entrar, sin llamar, a un universo en el que los artistas, los amantes de las palabras y los hechos, los aventureros de lo eterno, nos citamos para ser realmente felices. 
Disfruten del libro. Disfruten de Gloria.


Aquí estoy, de nuevo en la tesitura de tener que leer y reseñar no solo el libro de una autora diferente a lo que pulula por el universo literario comercial, sino que se trata de una escritora a la que admiro profusamente y estimo enormemente ¿En que lugar me deja esto? pues en el que no me gustaría estar en este momento.  Deseaba leer algo nuevo suyo desde hace mucho, sus tres libros anteriores (Whinny, Concierto para ácaros y Freaking out ) me habían dejado con un buen sabor de boca, una sonrisa en los labios y emoción en las niñas de mis ojos...hay que tener cuidado con lo que se desea, porque se puede cumplir. Ahora tengo el libro entre mis manos, sin ni siquiera abrirlo se siente a Gloria, se la palpa, se la respira ¡Es tan Gloria! El título, como todos los suyos, no sabes que esconden detrás, te pueden estar contando tanto y a la vez tan poco, es que necesitas leerla, encontrar entre sus historias el momento justo en el que aparece el título y dices ¡Qué tía!  y claro, una de sus obras hace de imagen de la portada. Da igual que no la firmara, sabría que es suya entre mil millones de obras más. El libro es pura Gloria, y casi bendita, porque algo me dice que esa virgen no será apta para las procesiones de Semana Santa. Si todo esto es tan "Ella".
Reseñar a una amiga no es fácil, y reseñar a una amiga que además admiras, menos. Puedes caer en el error de ser fría y no dejar que tus sentimientos salgan fuera para que nadie pueda tacharte de nepotista, craso error, no perdería el tiempo haciendo una reseña, bastaría con copiar la sinospis, pero qué va, ni por esas, hasta en esto Gloria es muy suya. Nunca hay sinopsis como tal. Nunca. Si quieres saber de qué va su obra, tnes que leerla y punto. También podría dejarme llevar por esa admiración y hacer una reseña "apológica-panegérica-presentación teatral" y ensalzarla  llevándola hasta los altares. Ni ella me lo perdonaría, ni yo podría hacerlo sin sentir que estoy siendo una "lameculos". Cojons, como se me complica todo. 
Vale, pues dejemos todo esto de lado. Empecemos de cero. Es solo una autora a la que tengo que leer y reseñar. Venga, vamos. 
Me encuentro con una tal "Catalina" una simple muchacha a la que muchos quieren convertir en la efusiva de teta al viento liderando al Pueblo, eso si, con unos colores que satisfagan a unos cuantos que no a todos, pero a los que halague que sean los que más ruido hacen. Qué maestría de la ironía, maremeua, que maestría. 
Por fin encuentro parte del título ¡Vaya, con las chicas de la Gavia! surrealismo puro si lo lees, verdad absoluta si lo piensas. Qué regusto tan agridulce me deja este relato ¡Ay mis chicas de la gavia! Y entonces se rompe el molde, lo sabía, he intentado no pensar en su autora, pero es que la muy desvergonzada se me ha desnudado en cuerpo y alma con su Virgen Roja ¿Quién si no Gloria escribiría algo así y seguiría en pie? insurrecta, hereje, merovingia, Lillith ríe, Eva pone cara de perro ante la virgen roja. La virgen sale en procesión,  puedo imaginar ante su paso a una monja voladora que se tira de los pelos tras echar la toca al suelo para que la pise con garbo la morena roja. Una hermandad se fustiga junto al paso de la rojilla, si se cruzase con un resucitado este miraría de refilón y peinaría su melena en una coleta para decirle a la moza ¿Magda, eres tú, Magda?  solo le faltaría arreglarse la barba y comprarse un dálmata ¿Me he vuelto loca...otra vez? la escritora siempre saca lo peor de mí, eso tan malo que decía Mae West que era lo mejor de ella.
Si has llegado hasta aquí, ya no tienes escapatoria, ya estás en sus redes, o ella en las tuyas, ya no eres capaz de distinguir qué fantasía es la más real y que realidad es la más descabellada. Has sobrevivido así que has de conocer a Giovanna (que no Sabrina)  y sus amores, ¡Escúchame Sabrina hermosa, desde donde tú reposas! no no, cuidado con Giovanna, que Marilyn se ha apoderado de ella ¡Mira que si es más Manson que Monroe! 
Conocemos a las Lulis, son Alicia y el espejo, cuidado cuidado. 
No perdamos de vista a la Sorgina y que ocho años no es nada, que febril no es solo la mirada, si las meigas haberlas haylas, las Sorginas haylas sin haberlas. 
Un sueño grabado cual vídeo pesadilla se torna, si fuera un cuadro ni llamándome Dorian me dejaría retratar.
Especial mención tiene el relato Polvo eres II, el cual conocimos en su libro Whinny y que es un delirio absoluto y una delicia total. 

Me lo he leído con sentir, casi sin darme cuenta pero con la sensación que no he hecho otra cosa en mi vida que leer y vivir en la mente de Gloria, no he podido disfrutar más, delirar más, enloquecer más y volar más y más y más. No puedo mentir, ni voy a morderme la lengua guardando apariencias. 
Me ha gustado tanto que una vez más temo que una nueva obra no logre estar a la altura ¿Pero no se trataba de vivir el presente, empezar de cero y olvidarme de las obras que la precedieron y de las que aún no han llegado? pues desde aquí y ahora, solo puedo decir que Gloria Torres Mejía me ha llegado de manera irreverente, con su mente loca, su cuerpo apátrida y su corazón insurrecto.


CONCLUSIÓN: Gloria Torres Mejía nos sorprende de nuevo con este su nuevo libro de relatos en el que una vez más nos agita conciencias, trastoca convencionalismos y sobre todo, rompe esquemas y moldes, destapa virginidades cubiertas con tupidos velos y cura estigmas con palabras claras y directas, pero ojo, sin ofensa, que aunque ella puede no quiere. Una obra repleta de viajes reales y fantásticos,  obras de arte,  música,  Gloria en estado puro, Artista por los cuatro costados que no escribe para todos, pero si para una inmensa minoría que está dispuesta a dejar atrás lastre y prejuicios.

Yolanda T. Villar


LA VIRGEN ROJA Y LAS CHICAS DE LA GAVIA
Gloria Torres Mejía

Editorial Chiado

Adquirir el libro Aquí

Facebook de la autora


lunes, 16 de abril de 2018

ASOMADOS AL VACÍO de Manuel Osuna


No mires al vacío.
Ando con la cabeza baja, no tengo rumbo.
¿Cómo sé que he llegado?
Veo un bosque…
¿Y cómo sé yo que es un bosque?
Mil sombras oscuras me rodean,
Y siento algo… ¿qué siento?
Creo que es música,
Música, ¿por qué?
Me recuerda a algo;
Algo que se encuentra lejos de mí,
Quizás un recuerdo del pasado,
Una persona en concreto,
O un sentimiento olvidado.
¡Y de golpe algo explota…!
( No mires al vacío, fragmento. Iryna Mazuryk)


El "Orejas" la lió bien liada, aunque ya me lo había dicho "la Mortadela" no me lo quise creer hasta que "El Picapìnos" y el "Chincheta" lo soltaron delante de todos: ¡La Yoplait y el Orejas son novios! ¿Pero qué se había creído el dichoso Orejas? ¿Porqué iba por ahí diciendo que éramos novios si no lo podía ver ni en pintura? y claro, no solo es que tenía que aguantar las risas del grupito de los de "la tercera fila" si no que la "Falconeti" quería matarme porque estaba enamorada del "Orejas" el cual intentaba darme un beso en los labios el muy asqueroso; el "Tigretón" no dejaba de mirarme con ojos fulminantes, como los de Fumanchú en las serie de la noche anterior, porque aunque yo estaba loca por sus huesos el no me hacía ni caso, al contrario, siempre iba detrás de "La Milhojas" que estaba perdidamente enamorada del "Supermirafiori" que pasaba de ella, pero se ve que mi supuesto noviazgo con "el orejas" hirió su amor propio. 
Estábamos enzarzados en una discusión de tomo y lomo, porque "el canillas" le confesó su amor a "La caracoles" y esta se enfadó porque a ella quien le gustaba era "el franchute", quien también iba detrás de "la milhojas" que dijo que "el orejas" era un buen chico ¡Pues bésale tú, no te digo! dije yo, y como me descuidé, el "Orejas" me arreó un beso y yo le arreé una torta, "la milhojas" dijo que el pobre no se lo merecía y sus pretendientes se enfadaron con ella por ser la novia secreta del "orejas" al cual ya no le dejarían jugar al fútbol en el recreo. Y entró Doña Adela en el aula preguntando que qué era lo que nos pasaba y porqué gritábamos así. La "Bocazas" le contó lo que sucedía y Doña Adela, voz en grito nos preguntó ¿Pero quién quiere a quién? y se lió de nuevo.
Como estábamos sentados en U, "El orejas" se sentaba enfrente y no dejaba de mandarme besos, "El picapinos y el chincheta" se los enviaban al "franchute" poniendo morritos, como si fueran chicas ¡Qué payasos! y el colmo llegó cuando "La Falconeti" se levantó de su pupitre y vino en derecho a mi diciendo que me iba a arrancar los pelos...pero "el canillas" le puso la zancadilla, y al caer vimos que bajo la falda escocesa, la "Falco" llevaba una faja de su madre, y desde ese momento dejó de ser "La falconeti" y pasó a llamarse "la Fajas".
Desde ese día en clase había nuevas normas: nos sentamos todos en filas de dos, unos delante de otros, los chicos siempre delante, y si se volvían a mirarnos, castigados sin recreo. Si alguno mandaba besos, castigado sin recreo. Si alguien quería a alguien se lo guardaba para sí mismo o se quedaba sin recreo. Si alguien llamaba "Fajas" a "la fajas", castigado sin recreo.  Si alguien pensaba siquiera en querer a alguien, en mandar besos, en decir "fajas", se quedaba sin recreo. 


...Entonces Chema, el profe enrollado, trajo para que leyésemos en clase "El señor de las moscas" y todo cambió entre nosotros, aquella novela nos marcó hondo, tan hondo que  dejamos de llamar "Orejas" al "Orejas" para llamarle "El jabalí", y nos castigaron sin recreo...




Años 80. Debido a una complicación inesperada, un grupo de estudiantes que viaja en autocar se ve obligado a desviar su trayectoria. 
Así, lo que comienza como una simple excursión escolar desembocará en una trampa peligrosa. El aislamiento y la desesperación sacarán lo mejor y lo peor de los jóvenes encerrados en su lucha por escapar del vacío.
Tras los sorprendentes relatos de Laberintos, Manuel Osuna nos presenta su primera novela, Asomados al vacío, un escalofriante thriller juvenil de trama médica en el que combina humor, suspense y terror.


Cuando supe que el autor de Asomados al vacío fue quien prologó uno de los mejores libros que he leído en meses, la curiosidad por saber como se manejaba en una novela pudo conmigo; se que tiene un libro de relatos que no he leído todavía, y los que me conocéis sabéis de mi pasión por ellos, los relatos, pero tenía que leer la novela pues la sinopsis ya se me había cautivado, y cuando algo se me pone entre ceja y ceja...No había comenzado a leer todavía cuando la portada del Señor de las moscas se cruza por mi mente, y aquella historia me trae recuerdos de otros tiempos, de otros amigos, de otros sueños. Comienzo a leer y aunque inconscientemente no dejo de buscar similitudes entre ambas historias, no hay tantas como yo esperaba, la verdad es que hay pocas, pero aquel recuerdo me hizo volcarme por completo en la novela movida por una curiosidad que iba creciendo en progresión geométrica  según iba leyendo. 
Unos chavales de 8º de EGB salen de excursión  en autocar, aquí me siento tan identificada que de nuevo se me va la pinza retrocediendo en el tiempo y en una excursión a Segóbriga -me voy haciendo mayor- sonrío y sigo leyendo, me tiene más atrapada la lectura que rememorar batallitas ¡Vaya, que bien lo está haciendo Osuna! ha logrado que me centre, mira que listo. Cuando uno de los chicos se siente mal de repente y deben desviarse a un hospital, mi "gálibo del suspense y del miedito" se activa; aquí es cuando en caso de ver una peli dices eso de ¡No vayáis, no vayáis! pero si, van, y entonces te remueves en el sofá y te pones todavía más cómoda porque sabes que empieza lo bueno. En el momento en que el diagnóstico implica una cuarentena, que la clase al completo quedará aislada durante una semana, es cuando sabes que aquello ya no hay quien lo pare, que dejar de leer ya no es una opción y que se va a desencadenar un Apocalipsis Hospitalario...cómo me gusta.
Ya de primeras sentiremos empatía por uno de los chicos, y una terrible antipatía por otro de ellos, el resto se irán moviendo entre la linea que separa estos extremos, y aunque no diría que son los protas, pues todos los personajes tienen su peso y su volumen dentro de la historia, sí que de alguna manera marcan las pautas de comportamiento entre ellos (de nuevo pienso en los muchachos del Señor de las Moscas) Ángel es el chico diferente, el que se siente apartado, el que no encaja, y Mario es el chulo fanfarrón que de haber tenido dos dedos de frente, en lugar de acosador hubiera sido representante de artistas. Es difícil contar algo más sin desentrañar la trama, pero me gustaría añadir que estos muchachos representan perfectamente a la maldad y a la bondad en estado puro, y permitidme que me explique: uno siempre puede ser más malvado de lo que es, siempre, solo hace falta que un click interno y un fogonazo externo despierten al demonio que duerme dentro y entonces se traspasan unos límites por los que ya no hay marcha atrás..pero cuando uno es bueno, si lo es más, se convierte en tonto, y otro resorte nos empuja a dejar atrás lo moralmente correcto para que el instinto de supervivencia tome el mando. Y hasta aquí puedo leer. Tenéis que descubrirlo por vosotros mismos porque quiero que sintáis el subidón de adrenalina que sentí yo, de verdad, os merecéis ir en ese autocar, quedar aislados y vivir la experiencia, os aseguro que no os arrepentiréis.
Por supuesto que hay más personajes ¡Un aula entera! pero no quiero liaros ahora con nombres, apodos y demás, los iréis conociendo según vayáis leyendo y formando parte de ese grupo, porque formaréis parte, creedme; estoy acostumbrada a estar con niños de preescolar más que de primaria o secundaria, pero soy una gran observadora y si al principio puede parecer extraño el comportamiento y la forma de hablar de los protagonistas, a veces muy experimentados en algo y otras muy ignaros para ser unos adolescentes, pero es obvio que los chicos de ahora ya no hablan como los que fuimos adolescentes en los ochenta, ni hablan ni actúan y ahí veo un punto positivo hacia el autor: haber progresado con los tiempos. Si yo lo hubiera escrito habría hecho hablar y actuar a mis personajes como lo hacía yo a su edad, ponerme en la piel de los chicos de ahora no es fácil. Me ha gustado este paso adelante del autor, escribir en el presente una obra basada en el pasado pero sin quedarse obsoleta. Un tanto a su favor para ganarse al público adolescente actual. Si es que es listo el Osuna, ya lo creo.
CONCLUSIÓN: Una novela que pone sobre el tapete las bajezas humanas y las enfrenta a la grandeza del alma, cómo un grupo de chicos adolescentes toman roles de adultos mientras pugna por salir el niño que no quieren dejar de ser; nadie está libre de pecado pero tirar la primera piedra te puede dar ventaja. Una historia de suspense con pinceladas de terror, la sangre gotea pero no chorrea gore, el autor va más allá de una historia de adolescentes "salidos" que se ven inmersos en un sin sentido de muertes, vísceras y sexo; intriga, emoción, sobresaltos, miedo y trazos de humor que nos permitirán tomar aire y seguir leyendo. Manuel Osuna ha entrado en la novela por la puerta grande.
...No es el Señor de las Moscas, ni lo necesita, pero no olvidemos que este, en el fondo, tiene muchas formas...
Yolanda T. Villar

ASOMADOS AL VACÍO
Manuel Osuna
Editorial Círculo Rojo
Web del autor.
Adquirir el libro Aquí
FacebookTwitter e Instagram del autor.

miércoles, 11 de abril de 2018

¡NUEVO SORTEO EN EL TROTERO!

¡Hola Gatroteros!

Aquí estamos de nuevo, os dije que volveríamos pronto con más sorteos, y lo prometido es deuda; esta vez no traemos un libro, traemos dos ¡Dos! y como dos soles ambos. Dos libros, dos ganadores, ole.
Sorteamos, gracias a la escritora Oscense Luisa Fernanda Barón Cuello, sus dos novelas publicadas hasta ahora,  "Las hijas de Selene" (Reseña aquí) una novela que combina el romance con la magia y la fantasía, una delicia para los amantes de las historias de un corazón sin límites, y " Lo vi en sus ojos" (Reseña aquí) un thriller psicológico que se desarrolla en la ciudad de Huesca, en el que el arte, la arquitectura y un sutil erotismo envuelven sus páginas.




¿Aún no conocéis a la autora? pues este es el momento, entra y participa, es muy sencillo, como siempre en el Gato os lo ponemos fácil:

1) Seguir ambos blogs, el nuestro y el de la autora: Scriptorium  
    (http://elrincondelafansatia.blogspot.com.es/) 

2) Dejar un comentario diciendo que participáis y si lo hacéis por uno de los libros, especificando cual, o por ambos. Si además os lleváis el banner tendréis una sorpresa extra por parte del Gato Trotero.

3) El sorteo es nacional y se hará a través de Sortea2 en un directo en Instagram. Tenéis desde hoy día 11 hasta el 26 de abril a las 00:00

4) El envío corre por cuenta de la autora así que ya sabéis, no se responsabiliza de cualquier contratiempo en el envío, aunque con Correos esto no va a pasar (a quien se ría lo descalifico 😺)

5) Los dos ganadores tendrán 48 horas para ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro mail: vagamundos12@gmail.com 

Eso es todo ¿A qué es fácil? Pues a participar soletes.

Besos. 
Santiado y Yolanda.