martes, 14 de noviembre de 2017

CARTAS PARA ESTRELLA de Pilar Lahuerta.



"Usted nunca ha parido
no conoce el filo de los machetes
no ha sentido las culebras de río
nunca ha bailado en un charco de sangre querida
doctor ¡NO META LA MANO TAN ADENTRO!
que ahí tengo los machetes que tengo una niña dormida
y usted nunca ha pasado una noche en la culebra,
usted no conoce el río."
(Mª Auxiliadora Álvarez)


Tengo alma de portera. Si, como suena. Siendo buena diríamos que soy muy curiosa, que siempre lo he sido y siempre lo seré, pero siendo mala o mejor dicho, sincera, la realidad es que soy cotilla, ¡Sorpresa, soy la auténtica Reina Cotilla!. Estaba acostumbrada a que mis abuelos paternos me contaran historias de la Guerra, de su niñez, de su familia, de sus amigos, a qué jugaban, qué comían de pequeños, como se llamaba su primer perro o gato, y hasta como se conocieron ¡Me encantaba sentarme a su lado y escuchar aquellas magníficas historias! pero de mis abuelos maternos no sabía nada o bien poco, y eso me consumía de curiosidad; eran parcos en palabras, no les gustaba hablar del pasado, mi abuela enseguida me reñía y me mandaba callar, pero ¿cómo iba a callarme si nací berreando como una cabritilla?. Mis abuelos tenían una foto gigante, en blanco y negro, del día de su boda, mi abuela sentada en una silla y mi abuelo de pie, trajeado y bien peinado, y mi abuela con un vestido negro, jovencísima y el pelo peinado con ondas al agua. Me moría por saber más cosas sobre esa foto y comencé un día a seguir a mi abuelo por todas partes sin dejar de preguntar consciente de que podían pasar dos cosas: que me contestara al fin por tal de dejar de oírme o que me mandaran callar con algún zapatillazo en el culo..pero tuve suerte, mi abuelo me contestó al fin.
YO: ¿Dónde te casaste abuelo? ¿Porqué iba de negro la abuela, eráis pobres y no podía comprarse un vestido blanco? ¿Bailaste en la boda? ¿Quién era tu cantante favorito? ¿ibais al cine?  ¿cuántos invitados fueron a la boda? ¿Qué te regalaron? ¿Cuándo naciste existían los egipcios? ¿Y cuando te casaste se había inventado el cine o no?¿alguna vez te dieron un paseo, o llevaste a alguien al paseo? ¿Hiciste matarile en la guerra?...
ABUELO: ¡Ay que cansina madre de Dios! vamos a ver: todas las mujeres iban antes de negro, era lo que mandaba la tradición y punto; no vino nadie porque yo soy huérfano y la familia de la abuela estaban en el campo trabajando, ni egipcios ni leches, era la Dictadura de Primo de Rivera...antes no teníamos cantantes favoritos, no había tiempo, venía la Sección Femenina y bailaban y les enseñaban a las mujeres a coser, a leer y esas cosas...no existía el cine aquí, solo había uno en la capital y no teníamos dinero para ir...nadie te regalaba nada, no se celebraban ni los cumpleaños, ni las bodas ni nada, como mucho chocolate con picatostes y se acabó. Los paseos al campo o al camino del Calvario, y el Matarile se juega saltando a la comba...y como vuelvas a preguntar una sola cosa más en el resto de tu vida te voy a tener vendimiando hasta la siega del tocino ¿Oyes?...
...Mmmm, así que mi abuelo hacía dictados con el primo de Rivera, y la legión feminista venía a enseñar a las mujeres a dar Matarile para hacer tocino, seguro que eran espías y por eso mi abuela iba de negro, porqué era de la legión y espía y quería pasar desapercibida, seguro que "chocolate con picatostes" era la palabra clave para espiar mucho a todos ¡Ahora mismo voy y se lo cuento a todos mis amigos, mis abuelos espiaban a los que pasaban por el Calvario...!

Estrella es una joven chilena que un día descubre que la mujer que siempre ha creído su abuela es en realidad su bisabuela.Intrigada comienza a indagar en un pasado familiar que le deja sin aliento. La novela nos muestra la Sevilla de finales del XIX y de la Exposición del 29 hasta el comienzo de la Guerra Civil del 36, después seguiremos a los personajes por la España republicana, los campos de refugiados del sur de Francia y los exilios en México y Chile. Aristócratas franceses, crímenes de amor, crímenes de guerra, niños de Morelia, un barco, el Winnipeg, lleno de refugiados republicanos. Estrella irá descubriendo a través de varias cartas esa vida desconocida que todos le ocultaron para que no sufriera, o mejor que le ocultaron para no sufrir ellos mismos, a veces el mejor olvido es el silencio.

Será porque tengo una familia más que numerosa, somos tantos tíos y primos, más los que se han ido uniendo durante años a la familia, que las sagas familiares me atraen como la luz a un bicho; ya no se si es curiosidad o como os decía, por ser una cotilla de tomo y lomo, pero dame una saga en la que se hayan puesto al cuello una soga (no literalmente, aunque si hay asesinatos por medio, mejor que mejor) y me tienes enganchada y entregada. 
No había leído nada todavía de Pilar Lahuerta pero si había leído reseñas de sus novelas y en concreto, esta que os traigo, me había atraído desde que la vi en otro blog; cuando llegó a mis manos, tras lo que había leído de ella y lo que yo misma imaginé tras la sinopsis, me moría por comenzarla. A su favor, así de entrada y aún en el prólogo, el hecho que se trataba de una serie de cartas en las que se desentrañaría un secreto familiar (uuuuuh, secretooooos, uuuuuh) y entre otras cosas que haríamos un recorrido por la España en guerra, época histórica que los que me conocéis sabéis que me chifla, y solo por eso, ya estaba inquieta ante la idea de saber "más" de un hecho que muchos dicen saberlo todo ya y yo me río con el respaldo que me permite saber que jamás conoceremos todo lo que pasó, pues hay tantas historias sobre la Guerra como personas la padecieron ¡Pues no quedan millones de novelas por escribir aún! No me equivoqué, fue comenzar a leer y ya no podía parar.
Estrella es una joven que de repente descubre que su familia no es la que ella pensaba, que su abuela no era su abuela, y que cuando preguntaba por ella todos le daban largas; si a una mente joven e inquieta no le aclaras las dudas, ella sola llegará a unas conclusiones con toda seguridad erróneas y sabiendo que  lo más seguro es que la realidad supere a la ficción. ¿Pero cuándo es el momento adecuado para desvelar un gran secreto familiar a un nuevo miembro? por fortuna para la joven Estrella ese momento ha llegado ya. Recibirá en primer lugar una carta de su propia madre, poniéndola en situación y preparándola para las cartas que recibirá después: una desde París y otra desde México. Las cartas serán una especie de mapa del tesoro que una vez juntas las tres, desentrañarán el misterio. Para mi, la primera carta es la que más me enganchó, saber la verdadera vida e identidad de la mujer que la joven Estrella llamaba abuela y como su familia vivió aquellos años de final del siglo XIX y principios del XX; la manera en la que la autora nos cuenta no sólo una historia apasionante sino además una descripción precisa y cuativadora de la Sevilla de la época, ponerse en el lugar de los personajes e imaginarse andando por sus calles y habitando sus casas es realmente fácil gracias a esa narración fluida y sencilla de la autora, y es que consigue hacer que parezca fácil algo realmente difícil, trasladarnos a aquella época sin que nos surjan anacronismos o vacíos espacio-temporales (Yo me vi claramente en el palacio de los Montpansier, y es que en otra vida tuve que ser de rancio abolengo pues la facilidad con la que me identifico con la alta sociedad es digna de mención 😹😹😹 ) a esto le sumamos una época histórica menos recurrente en la literatura y tan apasionante como lo puedan ser otras posteriores y la carta de la madre de Estrella se convierte en una novela de "época" por sí misma.
Ya os he dicho que la carta anterior era mi favorita, pero ello no quita para que las siguientes sean fabulosas e igual de apasionantes; una segunda carta llega desde París, extensa y en contra de lo que pueda parecer por la época histórica que nos muestra, es ágil, entretenida y "didáctica a la par que divertida" que solía decirles yo a mis pequeños alumnos, vamos que te da una clase magistral de Historia que va desde los Borbones pasando por la Dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, sin que te des cuenta que te están enseñando justamente eso, Historia. De nuevo la pluma y el buen saber hacer de Pilar Lahuerta obran el milagro: una narración sagaz, resuelta, minuciosa, instructiva pero liviana y muy dinámica, pues si algo tiene la novela de Lahuerta es justamente eso, dinamismo y movilidad geográfica. 
La tercera carta vuelve a ponernos en movimiento, a pellizcarnos el ombligo como tal vez solo la primera había hecho,  los sentimientos y emociones se disparan, yo en concreto llegué a emocionarme tanto que en un momento dado (no puedo deciros cual, entendedme) me puse a llorar ¡si, lloré ante lo que estaba leyendo! durante un buen puñado de páginas intenté comportarme pero al final un nudo me atenazó la garganta y ¡Buaaaaaaa! a llorar se ha dicho. Así soy yo, lo que leo lo siento. Una carta que llega desde México, que nos vuelve a situar en la Guerra Civil, nos lleva en barco tras atravesar España a pie  hasta México, y de nuevo esa dinamismo geográfico y narrativo nos punza el alma y atrapa entre sus páginas. 
CONCLUSIÓN: No solo se trata de una historia hecha de pequeñas grandes historias, de una saga familiar de cuatro generaciones dispersas por el mundo con un nexo irrompible entre ellas, la "primera Estrella", es una novela de personajes que juntos crean "la Historia más grande por fin contada"  más que coral yo diría que es polifónica, pues todos y cada uno de sus miembros es tan necesario como el más mínimo detalle de la historia, si uno solo hubiera faltado, la novela hubiera desafinado entera. Una documentación brutal  en total armonía con una trama diligente y primorosa. Un bombón para el lector.
UNA CORAZONADA: Algo me dice que tal vez, una nueva novela nos diga más sobre esta familia y en concreto, sobre un personaje que tiene que darnos su punto de vista...pero solo posiblemente....
Yolanda T. Villar.


PUNTUACIÓN:



CARTAS PARA ESTRELLA
Pilar Lahuerta
Autoeditado en Amazon

martes, 7 de noviembre de 2017

EL IMAGINARIO de Fco. Manuel Marcos Roldán.


Imagino, imaginando
que soy un pájaro y salgo volando.
Imagino, imaginando
que soy un pez y en el mar me quedo nadando.
Imagino, imaginando
que soy una sirena que salgo del mar y me acuesto en la arena.
Imagino, imaginando
que soy ñandú y tengo las patas como un avestruz.
Imagino, imaginando
que soy un ratón y soy más fuerte que un león.
Imagino, imaginando
que soy un gran mago y en vez de conejos saco gatos maullando.
Imagino, imaginando
que al cielo me elevo prendido en la cola de mi barrilete nuevo.
Imagino, imaginando 
que soy un canguro y que ando a los saltos y subo a los muros.
Imagino, imaginando
que soy una mariposa posada en la rosa.
Imagino, imaginando
que soy una luna que juega en las nubes y nada en la laguna.
Imagino, imaginando
que soy un sapito camino a saltitos y cazo mosquitos.
Imagino, imagino, juego con la imaginación.
Puedo ser un tren, puedo ser un avión,
una garza, una cigüeña o un ruiseñor.

(Morena Montes. Encuentos.com)





Tengo algo que contaros. No soy quien digo ser. En realidad soy hija de un jefe Indio Apache y una Princesa Bruja, si, y tuve que salvar a mi pueblo en numerosas ocasiones tras haber sido invadidos por vaqueros asesinos, piratas buscadores de tesoros, monstruos del abismo, dinosaurios salidos del centro de la tierra y una vez de un inspector de hacienda que traía a mis tíos por la calle de la amargura ¡Siempre tan desprendida, tan generosa, tan valiente! con mi caballo blanquinegro alado y mi magia de india de la luna, podíamos volar y aparecer en cualquier lugar del mundo donde se necesitara de mi magia, mi poder y mi bravura ¡Es que no os había dicho que también era una guerrera sioux, una amazona navajo y descendiente de los dioses del Olimpo! claro, y junto con mi poder para comunicarme con los animales, pues era invencible...¿A que os habéis quedado ojipláticos, boquiabiertos y con las patas vueltas? no me extraña...¡Que noooo, que es una metirijilla! aunque bien podría haberlo sido, pero en realidad todo era fruto de mi desbordante imaginación ¿Sorprendidos de nuevo? normal, acostumbrados a mi seriedad, formalidad y tecnicismos, confesar que era una niña que desbordaba imaginación y era capaz de crear mundos paralelos allá donde estuviera: un aula, una habitación, un jardín, un descampado, una cama...pues sorprende. Si mi propia imaginación no fuera suficiente, un buen día descubrí los libros de aventuras, los de Julio Verne, Tom Sawyer, Los Cinco, los Siete Secretos ¿Qué hubiera sido de nuestra niñez y juventud si no hubieran existido los libros de aventuras, los cuentos, las historias de los abuelos, los títeres en el parque?

...menos mal que siempre me quedará mi Reino Apache al otro lado de Río Grande, tras las montañas de PecosVille....




A través de estos cuentos se abre camino al mundo imaginario y creativo, en el que unas simples monedas de chocolate te transforman en un trepidante pirata; volar en avión te lleva a poder tocar las nubes como los pájaros; ser princesa por un día, y así aprender que el amor rompe sortilegios y hechizos; que no hay nada mejor que recoger las hojas de los árboles para poder colgarlas en la próxima primavera, y que ser una buena florista te da la oportunidad de dar otro color a la vida.

VALORES IMPLÍCITOS.

Cada cuento nos lleva a una situación única, que hará crecer la atención del lector y lo atrapará en ese mundo mágico que solo la imaginación es capaz de ofrecernos. El Imaginario nos lleva de la mano para utilizar todo ese potencial imaginativo, capaz de transformarnos por completo y aprender valores tan importantes como la amistad, cooperación, gratitud y respeto por la naturaleza.





Yo no se si lo llamaría "deformación profesional" pues pienso que si uno lleva su profesión hasta su vida personal y disfruta con ello ¿Dónde está la deformación? pero como iba diciendo, en mi caso no me parece exacto llamarlo así, pues a pesar de haberme pasado media vida rodeada de niños de preescolar, contando cuentos tanto para enseñar como para entretener, incluso cuentos para explicar lo que los conceptos a secas no pueden ¿es una deformación leerlos o escribirlos fuera del horario laboral? hace mucho que no hay niños pequeños en casa, y cuando los haya será porque la palabra "yaya" generalizará los antaños nombre propios, y solo por eso, porque no hay oyentes ¿Tengo que renunciar a leerlos? ¡Ay, cómo me conocéis bichimalos, he oído un Nooooo bien alto! pues por eso lo hago siempre que puedo, aunque nunca es bastante y a veces tengo la impresión que entre una lectura y otra de cuentos pasan demasiadas novelas.
Todos hemos leído, releído y requeteleído los cuentos clásicos de toda la vida, y pocos son los que se resisten a hacerlo con el paso de los años, aunque sea por "curiosidad" que dirían  adultos reprimidos, pero ¿cuántos os sentís atraídos por los cuentos modernos? ¿sois de los que pensáis que cuentos como los de antes ninguno? ¿Qué ya todo está escrito para niños y solo encontramos adaptaciones a los cuentos de siempre? Pues deberíais leer "El Imaginario" de Manuel Marcos, en donde las nuevas tecnologías, los problemas de los niños de ahora, la educación actual tanto en casa como en la escuela, el paso de los años, no han sido bastante motivo para cambiar tanto a los niños sin tantas diferencias entre generaciones: los niños dicen mentiras, quieren ser bomberos, policías, cantantes, artistas, imaginan su futuro desde sus pequeñas mentes presentes... pero todos y cada uno de ellos, de nosotros, teníamos una misma meta, aprender jugando, imaginando, soñando, adoptando roles, imitando, descartando. Pero cada época, tiene su "método", y hoy en día, aprender y jugar no lo es todo; malcriamos a los niños, los mimamos en exceso, les sobreprotegemos, incluso pagamos por sus errores. En un mundo de pequeños dictadores en potencia, los cuentos han de ir más allá de una moralina antigua y desfasada, el miedo de antaño ya no surte efecto, el chantaje tampoco, si queremos que aprendan tenemos que ponernos a su nivel y meternos en su mundo. 


CONCLUSIÓN: 17 cuentos y un  capítulo de preguntas sobre cada cuento leído componen este libro infantil que será tan fácil de leer y comprender por los niños, como por los padres. No solo se trata de entretener, sino de aprender, padres y niños juntos, pues nunca como hasta ahora, las generaciones han estado más juntas y casi al mismo nivel. Desde el valor del dinero, la solidaridad, las mentiras, el aceptarse a uno mismo, la naturaleza y el reciclaje, la nutrición y los avances en medicina, Francisco Manuel Marcos nos presenta unos cuentos sencillos, imaginativos, actuales y sobre todo, educativos, que harán las delicias de los más pequeños y de los mayores con corazón de niño. 
Cada cuento va acompañado de un preciosa ilustración del ilustrador catalán Salitre, con un factor común en todas ellas y que a este blog gusta especialmente: un gato. Cada bonito cuento, se ve embellecido por su preciosa ilustración. 

Yolanda T. Villar


PUNTUACIÓN:



EL IMAGINARIO
Fco. Manuel Marcos Roldán.

Editorial Babibidú

Blog del autor.

Adquirir el libro AquíAquí.

                                                      ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS



sábado, 4 de noviembre de 2017

NOVEDADES EDITORIAL CÍRCULO ROJO

Yo un día me vuelvo loquita perdida, bueno, para los que se han reído al decir esto añado lo de más loquita todavía ¡Las Novedades me tiene sorbido el seso! si si, me siento como una niña en una juguetería que además es tienda de chuches, me da un subidón que no puedo con mi alma ¡La HECATOMBE LITERARIA llega de manos de Círculo Rojo!
Sálvese quien pueda y que elija un solo libro el que se atreva...