lunes, 25 de septiembre de 2017

¡¡GATOSORTEO QUINTO ANIVERSARIO!!

 ¡SORTEO EN EL TROTERO! Si, si, para celebrar nuestro quinto aniversario estamos de fiesta grande ¡JUAN MANUEL PEÑATE RODRÍGUEZ NOS REGALA DOS EJEMPLARES DE "EL NIÑO PÁJARO" PARA CELEBRARLO CON TODOS VOSOTROS! ¿A qué es majo? ¡Si es que es para comérselo! no podemos defraudarle, así que amigos ¡Démosle las gracias participando a tutiplén! y acompañadnos en nuestro primer lustro en la blogosfera, porque...

¡¡Sin vosotros...esto no sería lo mismo!!


Tenéis desde hoy hasta las 12 A.M del lunes para participar, día en el que se hará el sorteo en el cual elegiremos dos ganadores que se llevarán el premiazo de un ejemplar cada uno dedicado por el autor ¿Bases? las habituales, ya sabéis, sencillas y rápidas, y aunque solo es requisito indispensable seguir ambos blogs  -Autor y Gato Trotero- sumaréis puntillos si nos seguís por las redes sociales y os lleváis el precioso banner que anuncia el sorteo 😻. ¡Venga, enlaces preparados, Rafflecopter listo! Los ganadores tendrán 48 horas para ponerse en contacto con nosotros en nuestro mail:
vagamundos12@gmail.com 
Si el premio no fuera reclamado en ese tiempo, procederemos a sortear de nuevo el ejemplar o ejemplares no reclamados. 
Los ejemplares serán enviados por el autor. Este no se responsabiliza en caso de pérdida o entrega defectuosa por parte de la empresa de Correos. 

¡Suerte a todos y gracias por vuestro apoyo siempre!

Juan Manuel Peñate, Santiago y Yolanda.


NOTA: No nos gusta ponernos serios en este Blog, pero dada la experiencia de otras ocasiones hemos de decir que no aceptaremos blogs que no estén activos y solo nos sigan para el sorteo borrándose después, si eso sucede ( y lo comprobaremos) automáticamente esos perfiles serán "non gratos" en futuros sorteos. Y como es habitual, abstenerse blogs y páginas dedicadas exclusivamente a sorteos. 

Y ahora si, con nuestra sonrisa habitual ¡Os esperamos!





a Rafflecopter giveaway

miércoles, 20 de septiembre de 2017

PERVERSIDAD... de Javier Sagastiberri






El ser humano… ¿es bueno o es malo por naturaleza?
En ocasiones hemos escuchado muchos debates en torno a esta pregunta, e incluso hemos participado de manera activa de ellos en nuestros grupos de amigos, seguramente al calor de una trágica noticia: un asesinato, una violación, un robo con violencia extrema…
Normalmente tendemos a pensar que el ser humano es bueno por naturaleza, y que son pequeños momentos fugaces o transitorios los que nos conducen a obrar de un modo completamente contrario al que creemos que ha sido dictado para nuestro destino. Ahí están múltiples sentencias judiciales que rebajan las penas a los condenados basándose en que actuaban bajo los efectos del alcohol, las drogas… o que se encontraban enajenados temporalmente por no sé qué problemas que les impidió tomar conciencia y control de sus actos…
Sin embargo, es más que probable que la maldad, como la bondad, sea algo así como un campo yermo al que puedes elegir abonar de manera consciente y continuada, pudiendo conseguir una buena cosecha si te empeñas en lograr su fecundidad con esfuerzo y dedicación.
Quizá nuestro primeros actos de maldad tengan la dispensa de ser realizados cuando, siendo niños, no hemos sido conscientes de las consecuencias. Ahora bien, cuando lo hacemos a conciencia plena, somos nosotros los responsables, y nada aliviará la ventisca que se levante a su alrededor.
El ser humano se hace malo cuando comienza a inmunizarse ante esas consecuencias que causan sus estragos, cuando se muestra indiferente ante los perjuicios que genera en los bienes ajenos, animales, personas; y se muestra totalmente engullido por el mal cuando disfruta del dolor causado, y reincide tantas veces como su voraz apetito de perversidad solicite algo más que llevarse a la boca.



Hace unos meses os acercábamos hasta este tejado El asesino de reinas, el debut literario de Javier Sagastiberri, una novela negra en la que la ertzaintza tiene que desentrañar los misteriosos asesinatos que se van produciendo en Bilbao y alrededores de varias mujeres jóvenes, y que se encontraban directamente relacionados con los habitantes del selecto barrio de Neguri, en la margen derecha de la ría de la capital vizcaína. Pues bien: hace unas semanas que acaba de desembarcar en todas las librerías Perversidad, la nueva novela del escritor donostiarra. Tal y como habíamos elucubrado, y comportándose como una segunda parte de la inicial, nos brinda la oportunidad de adentrarnos algo más en el universo de la oficial Itziar Elcoro y la suboficial Arantza Rentería, una de las parejas mejor complementadas de de la policía autónoma vasca. Una vez más, es Erein la editorial encargada de publicar la obra bajo la colección Cosecha Roja, y de nuevo felicitamos al equipo de diseño de portada por su magnífico trabajo.
En esta nueva entrega,  concentra la atención del lector la aparición del cadáver asesinado de un marine norteamericano en la playa de Azkorri. Las pruebas de identificación del cuerpo, lejos de suponer un conflicto internacional con los Estados Unidos, certifican que el cuerpo pertenece al miembro de una de las familias más importantes de Bilbao: los Olarizu. Cuando las etzainas Itzíar y Arantza son asignadas al caso descubren que Jacobo Macallister Olarizu es la identidad del asesinado, y lo relacionan directamente con uno de los investigados de su anterior caso del asesino de reinas. Sin embargo, poco tardarán en conocer que Jacobo dejó de tener contacto con su familia hace varios años, exactamente el tiempo que transcurrió desde que decidió hacer pública su homosexualidad alzándose con el primer puesto en un prestigioso premio de belleza gay en Madrid. A pesar de su matrimonio. A pesar de su paternidad. A pesar de su rigurosa formación católica. A pesar de la pertenencia de su saga familiar al Opus Dei, la fervorosísima obra diseñada por Escrivá de Balaguer. O quizá por todo ello.
A partir de entonces, el autor nos conduce por la noche bilbaína en busca del pasado oculto del ángel caído de los Ollarizu, para conocer cómo era su vida tras romper lazos familiares, qué clase de relaciones tenía desde entonces, hasta qué punto eran ciertos los rumores sobre sus prácticas de sexualidad extrema, o si su muerte fue una consecuencia de jugar con fuego. A veces placentero. Siempre letal. El rumbo que tomarán las investigaciones sorprenderán a las ertzainas, y éstas deberán poner todos los medios a su disposición para poder desentrañar un complicadísimo caso protagonizado por la pureza de la sangre vasca, el perturbador pasado de la todopoderosa iglesia nacionalcatólica, la homofobia, los corsés sociales que impiden la libertad de movimientos, la represión del placer como pesadillas creadoras de monstruos goyescos…
Javier Sagastiberri rescata a unos personajes de su anterior novela y nos trae otros nuevos para componer una novela mucho más redonda que la anterior, en la que destaca la tormentosa vida de un ser lleno de padecimientos vitales, forjado a la fuerza sobre un molde en el que no encajaba, reprimido, forzado, ahogado en un mundo de apariencias al que sólo le une el linaje… Podemos descubrir también algo más de las protagonistas,  de cuyos secretos va dejando alguna pincelada suelta con las que componer una historia mayor que sea transversal a todas las novelas que compongan esta saga. Dos personajes dejarán un sabor de boca que no será indiferente a los lectores: la Marty, que sirve como guiño y nexo de unión con la primera parte y que es como Cristiano Ronaldo desde fuera del armario, potente, deslenguada y con una personalidad arrolladora; y por otro Uriah Heep, un ser tan desconocido como siniestro, que bien podría protagonizar los desvelos de muchos lectores de esta novela, lo que lo convierte en un descubrimiento muy interesante, un personaje que ojalá tenga mucho más recorrido.

Con Perversidad, Javier Sagastiberri da un paso adelante en su carrera literaria, acertado y con buen tino, creando una novela bien estructurada, con un ritmo adecuado, que sirve para descubrir  el lado oscuro de una pequeña parte de una sociedad marchita pero todavía poderosa, acostumbrada al baile de máscaras, donde nada es lo que parece y en el que los mejores modales pueden esconder lo peor de la condición humana. Una novela muy recomendable que abre las puertas de manera definitva al autor al populoso género de la novela negra en el que tan bien se mueven actualmente los autores vascos. Sobrevivir entre tanta competencia ya será un triunfo, pero esperamos que Arantza e Itziar sean capaces de proporcionarle unos cuantos. Lo leeremos y os lo contaremos.

Santiago Navascués Ladrón


PUNTUACIÓN: 




`PERVERSIDAD
Javier sagastiberri


Para adquirir un ejemplar, clickad  aquí

viernes, 15 de septiembre de 2017

LOS MUNDOS DE RAVENHOLDT de Juanma Hinojal



Yo que sentí el horror de los espejos 
no sólo ante el cristal impenetrable 
donde acaba y empieza, inhabitable, 
un imposible espacio de reflejos 
Hoy, al cabo de tantos y perplejos 
años de errar bajo la varia luna, 
me pregunto qué azar de la fortuna 
hizo que yo temiera los espejos. 

Espejos de metal, enmascarado 
espejo de caoba que en la bruma 
de su rojo crepúsculo disfuma 
ese rostro que mira y es mirado, 

Infinitos los veo, elementales 
ejecutores de un antiguo pacto, 
multiplicar el mundo como el acto 
generativo, insomnes y fatales.
( Los espejos, fragmentos. BORGES)




Una de mis tías trabajaba en la casa de una viuda de un General del Ejército, su trabajo consistía en hacer un poco de todo, desde las tareas del hogar, hasta acompañar a la anciana de compras o comprar los periódicos cada mañana para que la "Señora" pudiera leerlos mientras desayunaba; también echaba una mano a la cocinera y otra a la enfermera cuando esta la necesitaba.  En una ocasión que la "señora" se marchó a un largo viaje que duró semanas, mi tía me llevó con ella para pasar allí una semana de mis vacaciones, solo estaríamos la enfermera, mi tía y yo. Mi madre no quería que fuera por si mi tía pudiera tener problemas con la señora, y sobre todo que yo era: guerrera, cansina, refitolera y no muy obediente. Pero mi tía insistió y allá que aparecí yo en aquella enorme casa señorial (años más tarde supe que mi tía y Ofelia, tenían un miedo atroz a quedarse solas en la casa, y pensaron, que yo, que no me callaba ni bajo el agua, sería la compañía ideal para olvidarse de "fantasmas")
Tenía una casa enorme para mi sola, podría curiosear por un montón de habitaciones, pasillos, dependencias y hasta una habitación de juegos solo para mi; lo que no debía hacer, era pasar a la zona de servicio y entrar en la habitación que había tras el cuarto de la plancha. 
¡Efectivamente! fue lo primero que hice a las primeras de cambio, entrar en aquella habitación que en realidad era un conjunto de tres habitaciones y un solarium...y allí conocí a "la abuelita", razón por la que la Señora tenía una enfermera 24 horas. La abuelita era una mujer delgadísima, con un moño blanco alto y tirante, vestía de negro y llevaba zapatos de taconcito a pesar de ir en silla de ruedas, era una señora seria y triste que se pasaba las horas mirando por las ventanas del solarium, y que contra todo pronóstico estaba encantada de verme y que pasara tiempo junto a ella, sobre todo comiendo "dalkys" de fresa y flanes de huevo, que parecía ser de lo único que se alimentaba la abuelita.
Supe que era viuda, suegra de la Señora, que también era viuda, a la que cuidaba Ofelia que también
era viuda, y tenía otra hija que, si, era viuda ¡Aquello parecía la casa de las viudas en lugar de "la Casa las Chivas"!  
La primera vez que la abuelita me dijo que tapase el espejo de pie que había en la habitación antes de marcharme a dormir, no le di importancia, cuando me lo dijo al día siguiente me mosqueó y a la tercera noche no pude evitar preguntarle porqué: ¿Porqué va a ser? para que los que ya no están en esta casa pero no quieren marcharse entren mientras dormimos, no dejan de mirarnos desde el otro lado y en cuento pueden ¡Entran y no quieren regresar!


...Mi tía y yo estuvimos durante años tapando los espejos de nuestras casas por la noche, y hoy sigo sin tener un espejo dentro de mi cuarto, cuando me levanto por la noche a oscuras y paso junto a uno...no miro jamás, por si acaso...




Porque Casey descubrirá que la vida, tal y como la conoce, anodina, gris, no es como es. Una vida, la suya, que cambiará para siempre merced a un viaje interdimensional a otro mundo distinto al suyo, pero que le resultará familiar. Y allí tendrá que realizar una misión. En apariencia, sencilla.
Pero lo que en apariencia es sencillo se complica conforme se desmadeja la misión, que consistirá en la cacería y persecución de Lord Hatherton, un peligroso y trastornado villano. Y éste no se detendrá ante nada ni nadie con tal de conseguir su propósito. Cassey tendrá mucho trabajo por resolver. Un trabajo para el que no está preparado y que le supera.
Mundos paralelos que recorrerán los personajes, en definitiva, de la mano del autor de esta novela, Los mundos de Ravenholdt. Porque si Juanma Hinojal te propone ese viaje, para ello utiliza distintos géneros literarios que te permitirán vivir innumerables aventuras en compañía de los personajes de esta novela. Mundos paralelos y géneros literarios que conforman una trama donde caben aventuras medievales, intrigas de espionaje, justicieros con capacidades extraordinarias…
En definitiva, una novela en la que cada mundo propuesto es una aventura y cada aventura… Pues eso, es un mundo.


Como ya he contado muchas veces, me cuesta mucho embarcarme en una novela de Fantasía, sus tramas me suelen parecer todas iguales entre si y muchas de ellas no son más que un "remake" (por
no llamarlo copia, que es lo que me parecen) de otras anteriores más famosas y que han conseguido vender un buen montón de ejemplares; será que mi experiencia con algunas de ellas ha sido bastante decepcionante. Pero me prometí a mi misma leer este año varios libros del género (junto con otros dos que también se me resisten, o aburren soberanamente) y en lo que llevamos de año solo he leído dos pues, ea, el que no arriesga no gana ¿Porqué me decidí por esta? pues por la historia que os he contado al principio y que me tuve aterrada durante años en mi infancia, tanto que me costó un mundo leer Alicia a través del espejo cuando me lo regalaron para mi comunión y tres o cuatro años después seguía en la estantería tal cual, sin leer. Y a leer me puse.
Lo primero que me encuentro es con un par de capítulos que me hacen resoplar pensando que acababa de meter la pata y me había equivocado con aquella elección, el libro apuntaba ser un tostón ¡La que ha liao pollito! pero no se porqué decidí seguir adelante esperando que ocurriera un milagro ¡Y por una vez ocurrió! uf, menos mal. El libro inmediatamente cambia tras esos primeros capítulos de presentación de Casey, el prota, y desde ese momento la acción y la intriga no nos dejan casi parar; encontramos diferentes tramas y varios mundos alternativos, a los que se accede a través de los espejos, pero ni sirven todos ni cualquier momento, bien, eso está bien, que se note que hay clases.
La trama principal se centra en Casey, el cual ha de cumplir con una importante misión, pero pronto esta quedará casi totalmente absorbida por otra trama más compleja y si, más interesante a mi opinión: aquí entran en juego un rey, el de Haspadocia y un villano malísimo, Lord Haterton, y La Chica, así, con mayúsculas, un mundo medieval y ya tenemos los ingredientes básicos para que no nos falte acción, intriga, malas artes y algún que otro disgusto que nos las hará pasar canutas. 



(Fotografía: Santiago Navascués)

Pero este no será el único mundo por el que pasemos, aunque eso ya lo sospechábamos por el título del libro: Los mundos, no El mundo. Y es que en cada uno de estos universos paralelos e interdimensionales encontraremos otras tramas que le darán más vidilla todavía a la que podemos considerar principal; como no quiero quitaros el factor sorpresa no os diré que seres encontraremos por ahí pululando por esos mundos paralelos, para que hagáis vuestras cábalas...No tengáis miedo a que tanta trama y tanto salto en el espacio-tiempo os haga perder el hilo, las historias están bastante bien planteadas y entrelazadas, todas ellas son entretenidas y no hay ninguna que desmerezca ante las otras, en serio, no temáis, os lo pasaréis muy bien.  Son más de 600 páginas y la juez implacable de la Fantasía os dice que no se hacen pesadas de leer, y si os lo digo yo, creedme, apenas miré por la ventana a ver que hacían los chavales en el parque ni molesté a penas a mi gata que dormía plácidamente, solo merendé dos veces porque la primera me quedé con las ganas de haber elegido otra cosa, pero a parte de eso, todo marchó como la seda durante la lectura de " Los mundos de Ravenholdt". 


(Fotografía: Ricardo Muñoz)

Los personajes no están mal definidos, algunos son mejores que otros pero creo que aquí entra el juego lo bien o lo mal que nos caigan, pues técnicamente no hay ninguno mal construido; mi favorito, Lord Haterton el malo entre los malos, el villano, el hacedor de fechorías mil y brazo ejecutor sin piedad alguna ¡Qué malote es y qué bien me cae! así tendría que ser yo, dura como el acero, flexible como un junco (se me empieza a ir al cabeza, así que voy rápido para resumir antes que esto no tenga arreglo) y aunque hay escenas que se van de madre, y no va ha haber quitamanchas que limpie tanta sangre, a las arcadas creo que no llegaréis , vamos, yo no lo he hecho pero repelús si dan, para que engañaros. Casey no es santo de mi devoción, no se que tiene el prota pero no me termina de gustar del todo, pero tanto como para odiarlo, no, eso no; peor me cae Leyla, La Chica con mayúsculas, que al principio me cae bien y al continuar la trama, me cae fatal, pero no puedo deciros porqué, y qué rabia me da no poder hacerlo, porque le tengo unas ganas y le diría unas cuantas cosas (se las he dicho, pero creo que no me ha oído).



(Fotografía: Ricardo Muñoz)

RESUMIENDO: Una novela de Fantasía entretenida, bien construida, acción por los cuatro costados, intriga, luchas, romance, aventuras, suspense, miedo sin llegar al terror, personajes bien definidos, un estilo narrativo acorde al momento y sucesos que narra, lenguaje cuidado e incluso palabras ficticias que parecen no serlo, y sobre todo, un final que mejora y mucho, ese comienzo lento y algo aburrido con el que nos recibe el autor. Una lectura sin grandes complicaciones y que nos hará pasar un  buen rato si estamos dispuestos a dejarnos llevar por autor e historia. 
Yolanda Toledo Villar.
PUNTUACIÓN: 




LOS MUNDOS DE RAVENHOLDT
Juanma Hinojal
Ediciones Lacre

Twitter del autor
Adquirir la novela aquí
AGRADECIMIENTOS: Juanma Hinojal.

martes, 12 de septiembre de 2017

ENTRE LA LUNA Y EL MAR de Francisco Martínez Domínguez



La luna entraba por el balcón
iluminaba tus ojos
sombreaba tu cuerpo,
busqué tus labios
pero sólo encontré  un vacío infinito.
Mientras,
una canción oída mil veces seguía sonando
y una manta de color rosa cubría tu vacío.

(Una manta rosa. Francisco M. Domínguez)






De pequeña pensaba que la Luna era un ojo gigante que todo lo veía, al otro lado del inmenso ojo vivía un hada vestida de blanco, sobre un caballo blanco y una varita de luz blanca; por el día, el mar escupía el sol, este ardía por culpa de miles de velas encendidas en su interior y el mar no podía soportar todo ese calor en su interior. El mar esperaba todo el día a que la tierra se tragara de nuevo el sol para que el ojo de la luna se abriera y el hada nos observara y cuidara nuestros sueños...hasta que un día la hermana mayor de mi mejor amiga nos contara que en la luna en realidad vivían las niñas tontas que se creían que un hada buena vivía en ella, pues en realidad era una bruja malvada de pelo blanco montada sobre un cuervo blanco que te arrancaba los ojos a media noche si no te habías dormido todavía. Las niñas tontas y ciegas, estaban condenadas a vivir tras el ojo blanco, y cada noche la bruja acercaba la luna al mar para dejar caer a la niña más tonta de todas las niñas tontas que vivían en la mansión blanca de la Bruja Selene. 


...Por culpa de aquel cuento estuve años perdiéndome el maravilloso espectáculo de la luna sobre el cielo, sobre el mar, tal vez por eso ahora la busco todas las noches incluso cuando las estrellas o un manto negro la tapan, estoy convencida que el Hada del Ojo Blanco sigue observando y cuidando de nuestros sueños; aunque procuro cuidarme de los cuervos blancos, nunca se sabe...




“Entre la luna y el mar” es un libro de emociones, de ideas, de sentimientos escritos en primera persona.
Un libro donde cada página es un nuevo camino de palabras sueltas, desordenadas, que buscan su lugar, que se colocan y recolocan a cada paso hasta intentar responder a su porqué.
Les invito a andar, juntos, esos caminos.






¿Dispones de cinco minutos? estupendo, son suficientes para leer Entre la luna y el mar. ¿Y de otros diez minutos más? los necesitarás para releer con más calma "el pequeño taller de pensamientos" de
Francisco Martínez, no tendrás más remedio que encontrar el tiempo, algo dentro de tí te hará coger de nuevo el libro y releerlo. Pero te advierto que tras esos quince minutos necesitarás veinte más, algo se ha metido dentro de tu cabeza, o tal vez tu torrente sanguíneo pues cerrar el poemario y seguir con otra cosa no será una opción; palabras sueltas flotarán por tu mente, girarán y chocarán entre ellas en busca de un orden mental, palabras que forman pensamientos, preguntas, dudas, alguna certeza y que generarán sentimientos o despertarán a los dormidos. Ya no tienes escapatoria, si has llegado hasta aquí, necesitarás veinte veces cinco minutos para perderte una y otra vez entre esas palabras sueltas que sin embargo te están marcando un camino: el que hay entre mar y luna, entre corazón y mente, entre realidad y sueño, entre duda y certeza, entre ayes y suspiros, entre mueca y sonrisa.
Cada página una pregunta sin interrogación, y tras ella, un pensamiento, un sentimiento, otra nueva pregunta tal vez, un final con punto que se torna suspensivo:
MAR
Tres letras para una madrugada, quizá sólo la primera.

Ahora solo te queda escoger tus favoritas, esas que leerás durante un buen rato una y otra vez, que compartirás con alguien especial ya sea de palabra, por wasap o incluso te atreverás a subirla a una red social, y que cada cual interprete lo que le hace sentir. Te aseguro que todo esto es lo que te pasará en cuanto comiences a leer esos primeros cinco minutos de Entre la luna y el mar, y si no fuera así, vienes y compartes con nosotros lo que te ha hecho sentir este "pequeño taller de pensamientos" de Francisco Martínez, pues llamarlo poemario no me parece exacto, y nombrarlo solo libro es impreciso. 

RESUMIENDO: Un cuaderno de pensamientos de fácil lectura, sin florituras ni adornos superfluos, sencillo en su forma y elaborado en su fondo, un libro que te dará el poder de dominar el tiempo, tú eliges si le das cinco minutos o pararás el reloj para leerlo cien veces; no es poesía al uso, no son frases de iluminación, son palabras que crean un fogonazo en la mente, una iluminaria en el corazón, pensamientos sin final, sin caducidad, sin tiempo en el calendario, eternos en el alma.
Ópera Prima del barcelonés Francisco Martínez Domínguez, del cual yo, estoy ya deseando seguir leyendo más. 


Yolanda T. Villar.


PUNTUACIÓN: 



ENTRE LA LUNA Y EL MAR
Francisco Martínez Domínguez

Editorial Chiado

Adquirir el libro Aquí

Facebook  del autor

Página en Facebook


Imagen 1: Mariana Tapia
Imagen 2: DianÁgora
Imagen 3: Realismomágico


                                                        ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

viernes, 8 de septiembre de 2017

EL NIÑO PÁJARO de Juan Manuel Peñate Rodríguez.



Poder resistirse a la lluvia

poder resistirse al viento

poder resistirse tanto a la nieve como al calor del verano

con un tal cuerpo fuerte

sin ansias

nunca dejarse llevar por el temperamento

con una alegría tranquila

cuando hay sequía, derramar lágrimas

cuando el verano es frío, merodear perplejo

ser llamado inútil por todos

no ser alabado

no ser culpado

¡Cómo quisiera convertirme 

en alguien así!

(Miyazawa Kenji) 






En una ocasión fuimos a visitar a una anciana a la que mi madre le bordaba vestidos, blusas,
manteles, sábanas y hasta enaguas; había que llevarle las prendas terminadas y ver si tenía algún encargo más, y aunque a mi madre no le gustaba llevarnos con ella cuando visitaba a las clientas para
las que cosía o bordaba, sobre todo a mi, que no paraba quieta o peor aún: hacía mil preguntas sobre cualquier cosa que me llamara la atención, y sin filtros, soltando lo primero que se me pasaba por la
cabeza. Pero un día tuve que irme con ella, no recuerdo el motivo, seguramente no encontró con quien dejarme o lo más seguro que la persona que debía de cuidarme estaría ya hasta las narices de soportar mi interminable charla y mi manía de curiosearlo todo; y allá llegamos juntas, a la enorme casa de una anciana que a parte de un par de criadas vestidas de negro y con delantal blanco, estaba más sola que la una. Esa fue mi primera pregunta a la señora, así a bocajarro. Hasta que una de tantas preguntas fue ¿Porqué tienes tantos libros si no puedes leer?  lo siguiente que recuerdo es revolver todas las estanterías en busca de algún libro que me llamara la atención, y entonces encontré uno precioso, con unos dibujos impresionantes y de muchos colores: Leyendas de Kamakura. Y me
quedé prendada del libro, y lo mejor de todo, sobre todo para mi madre. me quedé callada el resto de la tarde. La señora, a pesar de las negativas de mi madre, me regaló el libro con la condición que si volvía otro día, le contara algo que hubiera leído en él. 
Desde entonces y hasta el día de hoy, soy una gran enamorada de la literatura japonesa, de los cuentos en general y los relatos fantásticos en particular, sobre todo dos de ellos: La princesa Hitomaru y La paloma de Suwa...

...hasta ahora...




En La última lectura los integrantes de una hermandad secreta se reúnen una vez más en el acostumbrado punto de encuentro, ignorantes de lo que la noche les depara; el Club Paradise es un sitio especial al que no se puede ingresar si no es por invitación directa de alguien de dentro, sin embargo, lo insólito no radica en su emplazamiento, de por sí inconfesable, sino en los miembros que lo conforman; en una época de oscuridad y misterios, en mitad de un sangriento barrizal cubierto por centenares de cadáveres, una enigmática mujer de la que apenas se
sabe da a luz un extraño bebé que no llora, aquel destinado a sacudir los cimientos de una era, aquel por cuya leyenda será recordado como El niño pájaro; en ¡Feliz no cumpleaños! nos reencontraremos con personajes archiconocidos, aunque más allá de ese mundo onírico, tras las sombras, ¿hasta qué punto los conocemos?; en La gasolinera una imprevista parada en el camino supondrá para alguien un soplo de aire fresco, pero también un antes y un después en la manera de contemplar su viaje interminable. Del autor de Al otro lado del cristal, nos llega su esperada segunda antología, nuevos e inolvidables relatos donde los amantes del suspense, la ciencia-ficción, la fantasía o el terror volverán a estar de enhorabuena.




Los que ya me conocéis sabéis que soy una enamorada y gran defensora del Relato  -y como ya os conozco, se que a muchos de vosotros os tira para atrás-  Y lo pongo así en mayúsculas porque creo que no es solamente un género literario, es que puede llegar a ser, una pequeña gran novela. Se necesita mucha maestría para escribir una historia con sentido, principio, desarrollo y un final redondo en pocas páginas, saber transmitirla y llegar al corazón y hasta el alma del lector, es muy muy difícil; yo, sinceramente, pienso que si reconocidos autores tuvieran que escribir un magnífico relato en, pongamos tirando a lo alto, 100 páginas, lejos del triple al que nos tienen y están acostumbrados, no serían capaces de sintetizar una emocionante historia en tan pocas páginas, y eso que como he dicho, he tirado por lo alto ¡ni pensar si quiera en que lo hicieran en la mitad o un cuarto! Por eso, cuando encuentro un relato, o varios, que no solo son espléndidos en la forma, si no también en el fondo, cuando leo una historia que no necesita más de una docena de páginas para emocionarme, estremecerme, despertar mi risa, mi tristeza, erizar mi piel, hacer que tiemblen mis rodillas, se acelere mi corazón y parezca que no me quepa en el pecho, que tenga ganas de llorar ya sea por emoción, tristeza, dolor o satisfacción plena, cuando eso sucede, ese "relato" es la más maravillosa de las historias que se pueden leer, la más excelsa de las novelas, sin más adjetivos, NOVELA. 
Mis queridos lectores, eso me ha sucedido con este libro, El niño pájaro de  Juan Manuel Peñate Rodríguez, todas esas sensaciones y emociones, y alguna más para la que no encuentro palabras, ha despertado en mi ¿Cómo poder explicaros que en 319 páginas he leído cinco novelas enteras? ¿Cómo haceros llegar esa sensación de plenitud y exaltación? ¿Cómo no parecer una loca sin remisión si os digo que al igual que Santa Teresa sentí la transverberación en mi alma, aunque no de manos de un ángel y su espada de fuego, si no de un libro de relatos? ya se, ya se, locura total producida tal vez por el intenso calor que este verano nos trajo y lo cubrió todo de fuego y modorra estival...pero amigos, para mí, locura veraniega fue tomarme un tinto de verano con vino Gran Reserva, porque se me abrasaban hasta las neuronas ¡lo del libro fue éxtasis pleno! aunque algunos penséis y otros digáis en voz alta ¡Pues vaya vida aburrida tiene esta, se extasia con cada cosa...! de eso nada, monadas, que la última vez que estuve en éxtasis fue cuando vi de cerca a Norman Reedus, y os aseguro que me duró mucho menos la onda expansiva del muchacho que ahora la que como hongo radiactivo me ha envuelto con El niño pájaro.

POR PARTES: El libro lo componen cinco relatos y un prólogo sensacional que por si mismo yo lo catalogaría como un relato más, en serio, es magnífico, pero no voy a "espoilizar" por nada del mundo. 
1) La última lectura:  Muy romántico decimonócio;  los amantes de Poe, Gertrudis de Avellaneda o Ann Radcliffe entre otros muchos maestros del género encontraremos en este relato una auténtica perla de los cuentos de miedo y fantasía de la época. El final, como buena novela, aunque sea pequeña, es redondo y sorprendente. 

2) Club Paradise: Un bomboncito muy a lo Stephen King suavemente mezclado que no agitado con Kubrick, una historia cinematográfica en su escena y teatral en su contenido. De nuevo un final...wow. 

3) ¡Feliz no cumpleaños!: Esta historia la definiría como Relato "realista-mágico psicodélico" es una auténtica locura de principio a fin, o ¿No tanta como parece? para amantes de Alicia en el País de las Maravillas y Alguien voló sobre el nido del cuco, esta historia es A-LU-CI-NAN-TE.

4) La gasolinera: Relato futurista muy - y nuevamente- Kubrick y esta vez si que agitadísimo con Carpenter y gotas de  J.J Benítez 

5) El niño pájaro:  He dejado conscientemente para el final este relato de los cinco que componen el libro, el cual da título al mismo; siguiendo el estilo de las antiguas leyendas japonesas, de las cuales
parece ser que el autor no solo ha bebido si no que al igual que la que escribe, se ha emborrachado más de una vez, encontramos esta sensacional historia llena de mitología, magia, fantasía, rituales, aventuras, supersticiones, mundo sobrenatural, miserias humanas, grandezas de algunas almas y amor en todas sus caras. Es una lectura delicada, hay que leerla y sentirla, saborearla, no correr de frase en frase si no recrearse con cada palabra, y de esta manera la historia te atrapará, te seducirá, te hará partícipe de la misma removiéndote y agitándote  cada milímetro de tu ser ¡da igual hayas leído mil leyendas japonesas que ninguna, te apresará y beberá de tus emociones para devolvértelas convertidas en mil más! es imposible que leáis esta historia y alguien siga diciendo que los relatos no son lo suyo, os juro que olvidaréis la extensión del cuento y os dará igual si tiene 10 páginas que 500, os enamoraréis del protagonista , Sem, y odiaréis a los antagonistas, como debe ser en una buena leyenda nipona, sintiendo cada palabra, cada acto, cada paso...
Es la más extensa de las cinco (160 páginas, ¿es o no es una novela?) y la que como cantaría Pasión Vega, ¡¡la que me ha vuelto loco el corazón, tú, tan poquita cosa, siento tú tan poca cosa, llenaste mi vida entera, igual que las mariposas llenan las primaveras!! tal vez no sean las palabras exactas pero si son el sentimiento exacto. 

RESUMIENDO: Una novela y cuatro relatos que te llegarán no solo al alma, la traspasarán para que tus sentimientos y emociones no encuentren barreras y fluyan sin presión ni prisión por todo tu ser y más allá; historias metaterroríficas que van más allá del miedo irracional o el temor a lo desconocido, historias que nos demuestran que nada da más miedo que el propio ser humano y sus terrores interiores. Antes he dicho que hay relatos que en si mismo son auténticas novelas, pues voy más allá diciendo que El niño pájaro de Juan Manuel Peñate, es una Obra de Arte. 


Y para quien aún no lo sepa, tras Juan Manuel Peñate está nuestro querido Ray, del blog Érase una vez, grata sorpresa para mi y tal vez lo sea para muchos de vosotros.

Yolanda T. Villar


PUNTUACIÓN:



 EL NIÑO PÁJARO
Juan Manuel Peñate Rodríguez

Editorial Círculo Rojo

  BLOG y WEB  del autor.

Adquirir el libro Aquí




miércoles, 6 de septiembre de 2017

UMOR Y HAMOR de Bárbara Grandío








Ya tenía ganas de leer este libro, leer y disfrutar con él porque estaba prácticamente asegurado que así sería; autora Bárbara Grandío, una todoterreno de la escena, la mujer de las mil caras. Ilustraciones Luiki Alonso y el prólogo de manos de uno de mis actores jóvenes favoritos, pues iba a decir promesa, pero hace mucho que Javier Rey nos demostró a todos que lo que prometía era cierto; dentro un par de guiños a algún que otro conocido por todos, y uno de ellos en concreto, otro de mis actores-directores favoritos, Daniel Guzmán ¡Y hasta aquí, puedo leer! pero vosotros no, vosotros tenéis aún que leer un poco más.
Con este elenco ¿Cómo no iba a ser interesante y divertido el libro? lo dicho, iba casi a lo seguro.
Lo leí hace ya algún tiempo, pero lo dejé reposar, hace poco lo releí de nuevo...cinco veces, y no me canso de sonreír con las frases-ocurrencias-opiniones-pensamientos de la autora y por supuesto de mirar y remirar las ilustraciones que son ¡Bárbaras! tanto como la Grandío. 
Ya desde bien jovencita me gustaba ver la viñeta de " Ellas" de la revista Semana, en la que una o varias mujeres soltaban chascarrillos y pensamientos en voz alta que dejaba descolocados a sus maridos o parejas y ocasionaban la risa o la sonrisa cómplice de las mujeres lectoras; con el tiempo me aficioné a Las mujeres alteradas de Maitena,  Moderna de pueblo, Cooltureta y La volátil, así qué era cuestión de tiempo que Grandío y yo nos encontráramos entre viñetas.
No podemos definir esta primera obra de Bárbara Grandío como novela gráfica, se trata más bien de pensamientos ilustrados en voz alta, con mucho descaro y mucha poesía, con esa forma de decir las verdades que solo tienen las personas que viven y dejan vivir sin meterse en los asuntos de los demás, personas que son su mejor espejo y nos muestran la imagen tal cual, sin retoques ni filtros pues si hay que reírse de alguien, que sea de una misma. 
Cada una de las viñetas es una situación real, cercana, fácilmente identificable, empática, como un soplo de aire fresco que nos libera de postureos y cánones externos, de fingimientos sociales de bridas autoimpuestas ¡Una liberación total! 

CONCLUSIÓN: Aventuras y desventuras de una chica que pisa fuerte, segura y no tiene miedo a resbalar porque está segura que se levantará y utilizará el tropiezo para mejorar, o al menos, para
reírse un buen rato; pensamientos en voz alta ilustrados con imágenes que han captado en cada trazo la personalidad, sueños, anhelos y ganas de vivir de su autora, y puede que lo mejor de todo sea que también son los nuestros, de quienes leemos y no nos atrevíamos a decirlos voz en grito.
Una lectura fácil, sencilla, divertida y que nos descubre aspectos propios y ajenos que muchas veces, nos empeñamos en ocultar o ignorar. 
Muy recomendable no solo para chicas, si no para hombres con valor para enfrentarse a la verdad vista desde el otro lado. 



PUNTUACIÓN: 




UMOR Y HAMOR
Bárbara Grandío

Editorial Letrame

 WEB , INSTAGRAM, TWITTER  de la autora.

Adquirir el libro Aquí

lunes, 4 de septiembre de 2017

NOVEDADES SEPTIEMBRE EDITORIAL CÍRCULO ROJO

¡Las vacaciones se han ido, y yo se como ha sido! y es que agosto tenía que despedirse para que septiembre entrara por la puerta grande, y no solo por se la antesala del otoño, la estación de los colores rojos y cobres ¡me encantan! si no porque  tras un largo mes de espera, ya tenemos aquí las novedades de la Editorial Círculo Rojo ¡Bien!